Muchas hemos sido las mujeres que queremos conseguir un método para obtener los días en los cuales tenemos posibilidades de salir embarazadas pero, ¿realmente lo has conseguido? Aquí te presentamos el método de la temperatura basal, que te permitirá encontrar los días fértiles de tu ciclo menstrual.

Este método nos permitirá encontrar los días en lo que estaremos ovulando, arrojando los días que seremos más propensas a salir en estado. Ahora bien, ¿qué significa temperatura basal? Significa el nivel de temperatura que tenemos en nuestro cuerpo cuando nos despertamos en las mañanas.

Aunque suene sencillo, establecer y seguir este método requiere de un proceso con muchas pautas y que conlleva cierta rigurosidad para que pueda tener éxito.

Condiciones para tener éxito con la temperatura basal

  1. Deberemos llevar un control estricto y tomar la temperatura todos los días de nuestro ciclo menstrual.
  2. Así seremos más precisas y nos daremos cuenta de los cambios que podamos sufrir, lo que nos indicará los días fértiles.
  3. Lo más recomendable es irse tomando la temperatura desde el inicio del ciclo e ir llevando un control.
  4. Debemos tomar los valores, recién paradas de la cama, para que no haya errores en los valores.
  5. Será lo más recomendable dejar todo listo y el termómetro en un lugar cercano para que cuando nos despertemos solo sea tomar los valores, porque si nos movemos mucho, los datos dados no servirán.
  6. Es un proceso largo, llevarán varios meses para que podamos determinar las variaciones y, así mismo, los días de ovulación.
  7. Si nos encontramos enfermas, es mejor no tomarse la temperatura puesto que no servirá.
  8. La temperatura siempre deberá ser en la misma parte del cuerpo.
  9. Mientras se tome la medida, deberás estar serena, quieta y relajada.
  10. La temperatura deberá ser tomada por 5 minutos con el uso de reloj.

¿Y cuáles son mis días fértiles?

Luego de hacer las anotaciones de varios meses, lo que será muy importante es ver si hemos presentado una continuidad en los valores, para que el diagnóstico y el método puedan funcionar.

Cuando la mujer se encuentra en la fase pre-ovulatoria, la temperatura que debemos tomar deberá rondar los 36,5ºC y 36,7ºC. Cuando se presenta las llamadas anomalías hormonales, la temperatura presenta un aumento en sus valores (0,3ºC y 0,5 ºC), esto sucede a los dos o tres días luego de la ovulación. Esta subida de temperatura se mantendrá estable hasta el final del ciclo, hasta que comience el próximo.

Debemos de estar atentas a aquellas anomalías que presenten los datos que copiemos para observar que la temperatura durante el ciclo es estable o irregular. Lo que tenemos que tener claro es que, si tenemos relaciones sexuales comenzando el cambio en sus días anteriores, tendremos un porcentaje alto de salir embarazadas.

¿Por qué sucede esto? Es producto a que de manera categórica ya habremos ovulado, y este estará listo para ser fecundado, tumbando lo que indica el cambio de temperatura, que conoceremos días después. Se recomienda combinar varios métodos para que se pueda lograr con exactitud definir los días fértiles, prestando atención a la temperatura y la condición del flujo vaginal.

El flujo vaginal y su relación con la fertilidad

Podemos llevar un mayor seguimiento de los cambios, si estudiamos el flujo que segrega la vagina y, al mismo tiempo, que colocamos los valores de la temperatura basal, colocar el estado en el cual se encuentra este flujo. Además de prestar atención a los cambios de textura que presenta antes y después del periodo de ovulación.